Como convierto mis contenidos en SCORM

La mejor opción es diseñar el curso con una herramienta especializada, que nos permitirá ajustar al máximo todos los detalles y funcionalidades que el estándar ADL SCORM nos permite incluir en un curso. Si este es el caso, lo único que hay que hacer es un prototipo del curso y sus funciones especiales (objetivos, prerequisitos, etc.) e implementar este prototipo con las herramientas que nos dé nuestra aplicación.

Sin embargo, esto no siempre es posible y en numerosas ocasiones nos encontraremos con cursos en páginas web (HTML o flash) que ya fueron diseñados en su día sin tener en cuenta ningún estándar. O incluso con documentos estáticos a partir de los cuales tenemos que crear nosotros mismos el curso (documentos Word, PDFs, powerpoints, etc.).

Si partimos de una página web previamente desarrollada, no nos quedará más remedio que contratar a un profesional informático que tenga conocimientos del estándar SCORM y que realice la adaptación.

Si partimos de documentos ofimáticos, podemos utilizar una serie de herramienta que existen en el mercado para realizar conversiones automáticas al estándar.

En cualquiera de los casos en los que adaptamos un material ya existente, tenemos que ser conscientes de que no podremos implementar muchas de las funcionalidades que nos ofrece el estándar ADL SCORM, por lo que nos tendremos que limitar a aspectos básicos como el estado en el que queda una unidad (SCO) o el tiempo que ha permanecido el usuario en la misma. Esto es especialmente aplicable si generamos el curso SCORM de manera automática a partir de documentos estáticos (Word, PDFs, Powerpoint, etc.).